miércoles, 27 de abril de 2016

tercer poema de LA CARNE




escribir siempre
después de cada abrazo
después de tener que ser otra
para lamerme las heridas
para chupar mis partes maltratadas
para otear mi perpetrado sexo
sin sorpresa

¿gata?

escribir antes y después de limpiarme
con cualquier papel con este papel
cuartilla rectangular y fina
blancor insoportable que ahora ensucio
por el miedo a las comparaciones